• NeuroCorp Ecuador

Técnicas para el Tratamiento de la Depresión desde la Terapia Breve

Actualizado: ene 11


En este nuevo blog se transmitirá las fases del tratamiento de la depresión desde el modelo propuesto por Yapko (1992). La Fases del Tratamiento de la Depresión desde la Terapia Breve son:




1. Entrevista y obtención de información.

2. Construcción de expectativas.

3. Facilitación de flexibilidad.

4. Expansión del marco de referencia.

5. Experimentación con opciones.

6. Solidificación de la especificidad situacional.

7. Integración de mecanismos de retroalimentación.

8. Incorporación

9. Finalización del tratamiento


A continuación se detalla cada fase del tratamiento:


1. ENTREVISTA Y OBTENCIÓN DE INFORMACIÓN

(1) Identificar los problemas sobresalientes (contenido o motivo de consulta) que están relacionados con la condición del cliente deprimido.

(2) Identificar las pautas “depresiógenas” usadas por el paciente en el pasado y que probablemente usará nuevamente para organizar sus percepciones y responder a las experiencias vitales.

(3) Identificar los recursos del paciente que se necesitarán para que se recupere.

(4) Establecer una actitud y un comportamiento que fomente una relación terapéutica que pueda ser definida como de colaboración. Aquí el terapeuta debe evaluar la disposición a responder del paciente, y si ésta es baja, deberá usar estrategias para aumentarla.

(5) Evaluación de la urgencia de alivio de los síntomas a través del uso de hipnosis. Las estrategias hipnóticas (individualizadas) pueden ser una poderosa herramienta para disminuir la ansiedad del paciente.


2. CONSTRUCCIÓN DE EXPECTATIVAS

Es fundamental para el éxito de la terapia, que se imparta al paciente, en todas las formas posibles, la noción que el futuro tiene una promesa realista de cambio. Esta noción debe ser dirigida de modo que el paciente pueda obtener algún nivel de esperanza que lo motive a participar en el tratamiento.

Los pacientes deprimidos presentan un estilo atribucional “estable”, es decir, nada cambiará. Este estilo atribucional puede limitar o incluso impedir una participación provechosa en el tratamiento.

Esta fase de construcción de expectativas, que debe llevarse a cabo lo más tempranamente posible en la terapia (primera o segunda sesión), tiene como meta ayudar a movilizar al paciente desde un estilo atribucional estable respecto a la depresión, hacia un estilo atribucional inestable (“las cosas cambiarán”). Esta intervención suministra evidencia experiencial directa que la experiencia puede cambiar.


3. FACILITACIÓN DE FLEXIBILIDAD

El objetivo de esta fase es tratar la rigidez de las creencias, valores y estilo de respuesta que es típica de los pacientes deprimidos. La facilitación de la flexibilidad le comunica al paciente:

(1)Hay una variedad de puntos de vista válidos para interpretar las experiencias. (2)Es necesario desarrollar una variedad de habilidades para resolver problemas. (3)Que debe responder a los eventos externos y descubrir cómo se relacionan con las experiencias internas.


4. EXPANSIÓN DEL MARCO DE REFERENCIA

Cuando el marco de referencia se amplia y se hace flexible, la rigidez puede disminuir.

Yapko sugiere el que el terapeuta provea al paciente de nuevas opciones de pensar, sentir y comportarse. Esto podría consistir en la adquisición de nuevas habilidades para relacionarse con otros, o aprender a pensar más objetivamente (como lo sugiere la terapia cognitiva), o aprender a reconocer y utilizar recursos personales en una forma más hábil.

Esta fase de la terapia ocupa la mayor parte del tratamiento, y es en la cual entra la hipnosis para fomentar puntos de vista alternativos, y se asignen tareas y experimentos conductuales.



5. EXPERIMENTACIÓN CON OPCIONES

Esta fase implica la movilización del paciente para que experimente a través de tareas las consecuencias positivas de los nuevos marcos de referencia. Sugiere el uso de tareas que impliquen una mayor flexibilidad y mejores habilidades para resolver los problemas actuales y anticipar nuevas respuestas ante los problemas que puedan surgir en el futuro.


6. SOLIDIFICACIÓN DE LA ESPECIFICIDAD SITUACIONAL


Esta fase se refiere a la necesidad de ayudar al paciente a reconocer las exigencias típicas de las situaciones vitales que enfrenta, y que implican creencias, valores y actitudes.

Es necesario llevar al paciente deprimido desde su foco marcadamente interno, a un foco externo, que le permita tomar en cuenta las claves externas que ayudan a discriminar las respuestas más adecuadas a esas situaciones. Esta fase implica crear circunstancias que interrumpirán las pautas típicas en el paciente, a la vez que lo estimulen a desarrollar nuevas pautas.


7. INTEGRACIÓN DE MECANISMO DE RETROALIMENTACIÓN


Es una meta necesaria en el paciente deprimido ayudarlo a reconocer las claves que entrega el ambiente y que pueden retroalimentar su comportamiento. También implica fomentar un foco más externo, lo cual puede ser llevado a cabo a través de tareas o hipnosis "orientada externamente


8. INCORPORACIÓN

En la medida que el paciente ha tenido la oportunidad de aprender y experimentar con nuevas opciones de comportamiento, y ha descubierto que esas nuevas respuestas son eficaces, puede integrar a su propio repertorio esas nuevas respuestas.


9. FINALIZACIÓN DEL TRATAMIENTO

La terapia puede finalizar cuando el paciente ha demostrado la maestría necesaria para manejar las situaciones de la vida en forma efectiva, con una mínima o ninguna dirección de parte del terapeuta.



YA TIENES EL LIBRO: FUNDAMENTOS Y APLICACIONES DE LA TERAPIA SISTÉMICA BREVE?

Bájalo desde el siguiente link:

https://www.estudiossistemicos.org/libros

542 vistas

© 2023 by NeuroCorp Group

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon

Proudly created with NeuroCorp team